Durante el confinamiento.

Desde que el 13 de marzo me despedí de mis compañeros de la oficina con un ” Feliz Fin de semana” discreto y contenido y con la incertidumbre de si volveríamos el lunes (al final no volvimos ) hasta hoy, 12 de abril, he pasado ya por varios estados de ánimo que seguro que os suenan. Al principio, la incredulidad y sorpresa. Con cada noticia, cada anuncio del gobierno, cada cancelación de viaje, mi mente no conseguía procesarlo a tiempo. Me aferraba a mi optimismo y a los plazos cortos que se nos iban dando para poder volver a salir y poder volver a trabajar. Yo trabajo por objetivos, mi motivación se basa en proyectos, y si pueden ser a corto o medio plazo mejor. Con esta situación mi forma de trabajar se desbarata, pierdo concentración y motivación y hablar de nuestro sector me pone triste. La crisis sanitaria se agrava, los datos son demoledores y hay que enfocarse en la salud.

La siguiente fase, más breve, fue la frustración y el enfado. En las redes sociales, especialmente en Twitter leía ” cuando volvamos a viajar”, “cuando todo pase”… y me producía rechazo. No me preguntéis porqué. Abrumada por las cifras de muertos y enfermos, por los días que llevábamos ya en casa me daba la sensación que no nos tocaba hablar de viajes, que no era el momento. Además, y ese era el motivo de la frustración, me decía a mi misma ¿Cuándo? ¿Cuándo vamos a viajar?

Tras un mes de confinamiento, estos días aunque estoy triste me encuentro mejor y con ganas de ANIMAR a todos mis compañeros de profesión. Vamos a salir de ésta, vamos a volver a trabajar. Estamos en casa, leyendo a los analistas que nos dan pronósticos poco alentadores, nos hablan de los destinos de proximidad, del turismo nacional, de las visitas virtuales y que nos dicen que nada va a volver a ser igual. Pues ¿sabéis que os digo? Que eso es lo mejor que sabemos hacer:

REINVENTARNOS

Enfrentarnos a nuevas situaciones, a nuevos mercados, a nuevos turistas. Nuestro sector vive en constante cambio, sensible a cualquier situación y ahí estamos nosotros, siempre adaptándonos. Mantengamos el ánimo. Viajar es y será necesario. Todos necesitamos salir, visitar, conocer, descubrir, compartir y estaremos ahí para cuando todo acabe. Estaremos preparados, como cuando salimos de otras crisis, como cuando perdimos nuestro trabajo por recortes, como cuando nos fuimos a aprender idiomas o cuando nos enfrentamos a nuevos retos en otros trabajos fuera de España. Los trabajadores del sector turístico somos así: adaptables, resilientes, flexibles y con gran capacidad de cambio. Ánimo y fuerza para todos.

#Quédateencasa

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s