EL valor del anfitrión: Hotel Villa Covelo

EL pasado fin de semana disfruté de las Rías Baixas y de todos sus encantos. Me alojé en el Hotel Villa Covelo, de categoría 3 estrellas, situado en el municipio de Poio (Pontevedra). Hotel acogedor y familiar, con una ubicación fantástica para conocer otros rincones de Galicia , dispone de 50 habitaciones, bien equipadas y con diferencias entre ellas tanto en espacio, decoración y distribución, para poder adaptarse a las distintas necesidades del cliente.

Además de todos los servicios que ofrece, de las instalaciones y del buen tiempo que ayudó también a que lo valorásemos tanto, quiero resaltar en este post el importante papel del anfitrión. Cuando llegamos, nos recibieron con una amplia sonrisa, y aunque en ese momento había clientes en la zona de recepción, enseguida, con un gesto, ya nos hicieron sentir que estábamos atendidos. El check in, realizado por Olga, a la que desde aquí le doy las gracias, fue relajado, preguntando como había ido nuestro viaje, comentando también las posibilidades de la zona, en una conversación fluida, no en un monólogo memorizado y autoritario (que los he sufrido en otras ocasiones). Después de dejar las maletas, nos preguntaron que tal había ido todo, si necesitábamos algo etc.. Y digo todo esto, porque aunque puede resultar que es lo más común en un hotel, por desgracia, a veces no lo es y creo que es necesario ponerlo en valor. Esa misma noche, me acordaba del blog de Javier Martín, autor de  Pasión por los hoteles, en donde podemos leer en varios de sus artículos, la importancia de la sonrisa, la experiencia y la pasión en un buen host o anfitrión.

Captura de pantalla 2016-06-29 a las 12.34.06

Terraza en la última planta.

No podemos olvidar además, que este tipo de hoteles son grandes embajadores del destino que se visita. Es cierto que todos nos informamos antes de emprender un viaje y nuestro teléfono y sus apps casi son más importantes que la maleta (😉 ) pero siempre nos gusta contrastar la información con la persona que nos da la bienvenida en el hotel: qué playa visitar, qué zona es buena para ir a pasear, donde cenar…y al final, solemos seguir sus indicaciones, aunque luego volvamos a sacar el móvil para reconfirmarlo todo.

IMG_5617

Paseo al borde del mar

Dirigir un hotel de estas características en una zona, ya saturada de pequeños hoteles y apartamentos como es las Rías Baixas es un desafío, pero Raquel Santamaría, su directora lo tiene claro: Ella  apuesta por la innovación, y no hablo de la tecnológica en este caso. Innovación en los servicios, novedades en las habitaciones o pequeños detalles en las zonas comunes. Todo esto para conseguir que el producto, que el hotel sea diferente. En los últimos años ha conseguido diversificar el tipo de cliente, y ha incrementado el número de repetidores, que vuelven, año tras año y compaginan el descanso con la gastronomía, el turismo cultural o la visita a las bodegas cercanas.

El hotel Villa Covelo ha tenido una gran capacidad de adaptación a las nuevas tendencias (turismo experiencial, diferenciación, canal online) manteniendo la calidad en la atención al cliente, consiguiendo que todo su personal haga en un momento determinado, y en más o menos medida,  la función de un buen anfitrión.

 

 

Incorporación a la empresa: Plan de acogida

España apunta a verano récord y a un año de 72 millones de turistas (Cinco Días). Esto implica creación de empleo (:) )  y muchos profesionales del sector se incorporan a sus nuevos puestos de trabajo en hoteles, oficinas de receptivo, de información turística, agencias de viajes etc con la fuerza y la ilusión necesaria para afrontar una nueva temporada estival.

¿Cuántos de ellos recibirán una buena formación antes de enfrentarse al cliente por primera vez? Es cierto que muchos ya tendrán la experiencia necesaria en el sector, y les dirán un “Tú ya sabes de esto”. ¿ Significa eso que ya no necesitan formación en la empresa?  Soy de la opinión que para ambos casos un plan de acogida es imprescindible y más en estos días donde la especialización es cada vez más necesaria y en un mismo departamento, las aptitudes requeridas pueden ser diferentes para complementarse unas a otras. Además, si vienes de otras empresas necesitas de un periodo de adaptación para dejar a un lado los “vicios” o costumbres de tus anteriores puestos y estar en actitud “receptiva” para adaptarte lo antes posible a nuevos procedimientos o sistemas de gestión diferentes. El objetivo del plan de acogida es integrar al nuevo miembro de la organización en la empresa y facilitarle todas las herramientas y la información necesaria para hacer que su adaptación sea lo más sencilla posible. Es importante que el nuevo empleado adquiera la confianza suficiente para poder tratar con el cliente (si es un trabajo cara al público) y pueda manejar toda la información necesaria sin titubeos.

Revisando las ofertas de empleo que circulan estos días por los portales y las páginas de cadenas hoteleras, me llama la atención que en el apartado que habla sobre lo que te ofrece la empresa, la mayoría de las veces ni menciona el plan de formación, y mucho menos su duración y en qué consiste. Son aspectos que darían valor y credibilidad a la empresa que contrata y que pierden una gran oportunidad de mejorar su imagen frente a los profesionales del sector.

¿Cuánto debe durar un plan de acogida?  ¿Se debe basar solo en “hacer sombra” de un compañero experto o es necesario también un manual y descripción del puesto para leer y estudiar la teoría necesaria? Adjunto una infografía muy sencilla basado en mi experiencia personal tras pasar por distintas empresas del sector. El tiempo de duración depende de muchos factores (desde dos semanas a tres meses)  por eso hablo de cuatro semanas como una media razonable:

plan de formacion-2

Ayer leía en Hosteltur el artículo sobre el plan de  formación turística  que la Junta de Castilla y León acaba de aprobar (2.480.000 euros)  y que está destinado a potenciar la cualificación de los profesionales de la región y mantener un papel destacado en el turismo rural y de interior. Iniciativas que ayudan a los autónomos y pymes, que no disponen de departamentos de Recursos Humanos para trazar estrategias de formación ni elaborar manuales de acogida.

¿Y tú? ¿Has tenido una exitosa incorporación a tu nueva empresa?

Situación del empleo en el sector turístico. 2015

Me asomo de nuevo por mi querida “casa” para compartir con vosotros una presentación que preparé con mucho cariño en Junio del 2015 y que al final, por diversos motivos, no la pude desarrollar como hubiese querido. Por eso, creo que debo compartirla por si puede ser de interés para todos los que, como yo, trabajáis en este sector y escucháis estadísticas y datos que no coinciden con lo que veis a vuestro alrededor.

 

Quiero matizar que son datos del primer trimestre del 2015, porque eran los vigentes en el momento de hacer el informe. Hago especial hincapié en lo que llamo “la revolución” y es principalmente la llegada de internet a nuestras vidas y me gusta mencionar también el tema de la competencia que si bien, han desaparecido empresas y ha habido mucho movimiento, la competencia actual es mucho más rápida, visible y cambiante.

Si tenéis otros puntos de vista, y otros datos que puedan resultar de interés sobre el mundo del empleo en Turismo os animo a compartirlo en el blog😉

 

 

 

¡Hasta la próxima!

No, no es una despedida. Mi intención es que sea una “hasta pronto” y a continuación os lo explico:

He pasado una época de muchos cambios y en mi mente estaba siempre el blog: temas interesantes, entrevistas a gentes del turismo, polémicas del sector que me apetecía mucho compartir…pero nunca conseguía plasmarlo aquí por falta de tiempo.Tenía que priorizar. Y esto me hacía sentirme decepcionada conmigo misma por no poder hacer todo lo que quería. Es por eso que le voy a poner un punto y aparte a empleoyturismo. Actualmente tengo un trabajo que me absorbe horas fuera de casa, y estoy en un proceso de adaptación. No tengo la energía necesaria para escribir todo lo que me gustaría, pero espero poder organizarme mejor y volver con más fuerza.

Empleoyturismo me ha dado a oportunidad de conocer, personal y virtualmente a gente excepcional de nuestro sector y también de otros. Gente que, en un momento de dudas e inseguridades sobre mi futuro profesional, me leyeron y me escucharon (Gracias a Andrés Romero, Eduardo Moreno, Xose Alberte, Eva Collado…entre otros). He conocido a profesionales del sector que comparten mi misma pasión por el turismo, con otros puntos de vista pero igualmente interesantes, con los que me pasaría horas debatiendo y charlando sobre el turismo y sus miles y miles de variantes…(Emilio Cuiñas, Minia del Río, Laura López, Inés Banet…todo un placer!)

Y además, a través de las redes sociales, he descubierto blogs maravillosos escritos por personas que saben de lo que hablan y de los que aprendo cada día: La Viajera Empedernida de Nani Arenas, Hanway de Javier Hernández, Chavetas de Isaac y Paula..y de otros sectores que también me apasionan como: Descubriendo talento  de  Isabel Iglesias y Víctor Candel de Talentia, el blog de Tristán Elósegui, el de José Facchin  y muchos otros…

Agradecer también a la Escuela de Turismo- Cenp de A Coruña la oportunidad de formar parte de su página web al igual que a Turijobs por hacerme un hueco en su blog.

Solo puedo sentirme agradecida por esta etapa de mi vida, en donde entraba de novata total, y que ahora dejo un poquito de lado, siendo menos novata pero todavía en proceso de aprendizaje😉

Por supuesto, GRACIAS a todos por esos correos o mensajes en mi blog. Me gusta aportar mi experiencia si vale para que alguno de vosotros sea capaz de tomar una decisión sobre vuestro futuro profesional. Espero haber ayudado un poco en este complicado mundo del empleo y la formación en Turismo. Seguiré estando a vuestra disposición si me necesitáis para cualquier consulta, tanto aquí como en mis redes sociales.

Nos seguiremos leyendo.¡Hasta pronto!

El profesional del Turismo: En continuo aprendizaje.

La lectura del dossier de formación en el sector turístico que se ha publicado en la revista Hosteltur, me ha hecho reflexionar sobre nuestra profesión. Además de querer compartir algunos datos con vosotros, quiero también poner en valor el gran cambio que ha sufrido el sector, y la capacidad de adaptación de muchos profesionales que han evolucionado (o lo han intentado,al menos) de la mano de esta transformación que comienza con la aparición de internet.

El artículo comienza así: “El sector turístico requiere personal polivalente, muy cualificado, políglota, con disponibilidad geográfica ilimitada y versado en TIC. La formación continua durante la vida profesional es esencial en un ámbito de la economía que vive en constante desarrollo.”

Cuatro líneas que definen perfectamente al profesional ideal en una empresa ideal. Son requisitos lógicos y muy ligados normalmente al perfil del estudiante que decide dirigir su futuro hacia la industria turística ( idiomas, movilidad y curiosidad). Un perfil muy deseado para puestos directivos o de responsabilidad y para empresas internacionales (cadenas hoteleras o grandes grupos de viajes). ¿Y que ocurre con los trabajadores de base?¿Y  con los perfiles intermedios?  Sí es cierto que en el artículo se habla de las posibilidades que te dan las Universidades en elegir, dentro de los estudios vinculados al Turismo, grados o titulaciones de distinta temática y sectores, pero echo de menos conocer cual es el perfil deseado de un trabajador de base, o de mando intermedio en una pyme. El hecho de estar en un sector tan dinámico y con tanta evolución hace que esto dependa mucho de la empresa y del puesto ofertado.

Con respecto a la formación continua, no puedo estar más de acuerdo. Ya desde la carrera, es muy necesario estar al día de las nuevas tendencias y de cursos de formación diferentes que aporten nuevos conocimientos. Es cierto que la formación universitaria ha mejorado mucho, especialmente la relacionada con la hotelería, pero algunos programas se quedan atrás por la rapidez con la que se mueve el sector. La asistencia a charlas de profesionales, a seminarios, viajar etc hace también que te haga decidirte hacia una u otra rama profesional. La formación continua en la empresa, en mi opinión, es más importante todavía. La rutina en un puesto de trabajo es un gran enemigo para la innovación y para el desarrollo profesional del empleado y la empresa debe apostar, como dice Carlos Díez de la Lastra en el reportaje, “por formar y por invertir en mejorar las capacidades de la plantilla, ya que genera inmediatamente excelentes resultados”. Además de conseguir la tan ansiada motivación en tus empleados.
Si algún empresario o director de hotel me está leyendo, es probable que esté pensando: “No todos mis empleados están dispuestos a formarse”. Es cierto,  no podemos poner toda la responsabilidad en la empresa. Se necesita también un interés y una actitud proactiva por parte del trabajador. Pero, desde mi punto de vista, estas situaciones se irán dando menos. La flexibilidad y movilidad de nuestro mercado laboral hará que trabajemos más por proyectos, y aunque estemos en la misma empresa, se valorará nuestra capacidad de adaptación y lo polivalentes que seamos, tal y como decía el enunciado del artículo.

El profesional del turismo-2